FUNCIONARIOS DE CAROLINA DEL NORTE Y LA ADMINISTRACIÓN DE BIDEN: LA GENTE ESTÁ MURIENDO SIN MEDICARE PARA TODOS!

Estimados Presidente Electo Joseph Biden, Vicepresidenta electa Kamala Harris, Secretario nominado del Departamento de Salud y Servicios Sociales Xavier Becerra, Senador Richard Burr, Senador Thom Tillis, Representante G.K. Butterfield, Representante Elect Deborah Ross, Representante Greg Murphy, Representante David Price, Representante Virginia Foxx, Representante Elect Kathy Manning, Representante David Rouzer, Representante Richard Hudson, Representante Dan Bishop, Representante Patrick McHenry, Representante electo Madison Cawthorn, Representante Alma Adams, y Representante Ted Budd:

La gente sigue enfermándose, muriendo y enfrentando hundimiento financiero debido a la propagación descontrolada de COVID-19. Nuestros empleos y pólizas de seguro no están seguros, si los tenemos. Necesitamos, como país, encontrar soluciones políticas que abordan nuestros problemas interconectados, y nosotros creemos que esto empieza por aprobar Medicare Mejorada Para Todos. Por lo tanto, estamos urgiendo a la delegación congresal de Carolina del Norte y la administración de Biden a apoyar la aprobación e implementación de las propuestas de ley de pagador único de Medicare Para Todos cuando se las introducen de nuevo en la Cámara de Representantes y el Senado de los EEUU en 2021. 

Nosotros admitimos que incluso antes de COVID-19, nuestro país estaba enfrentando una crisis de atención médica. Continuamos gastando casi el doble de lo que gastan per cápita otros países industrializados en la atención médica, pero más que 87 millones de nuestra gente no tienen cobertura o están infraasegurados, significando que no pueden pagar la cobertura que tienen.   

Además, los resultados de salud de nuestro país en áreas como la expectativa de vida y las tasas de mortalidad maternal e infantil siguen siendo entre los peores en el mundo desarrollado. La Ley de Asistencia Asequible y nuestro sistema de cuidado de salud basado en el empleo nos han fallado durante esta crisis de salud pública. Ninguna cantidad de modificación hará que este sistema con fines de lucro incluya a todos o controle costos. Una opción pública será tan solo una capa más en nuestro sistema de pagador múltiple costoso e ineficaz. 

Esta pandemia ha creado un nivel inmenso de estrés económico, un número de muertos en crecimiento, y la pérdida rápida de cobertura basada en el empleo (para los afortunados de tenerla). Dentro de este sistema injusto, las comunidades afroamericanas, latinas, indígenas, y otra gente marginada están forzadas a aguantar los impactos más severos. Muriendo de COVID-19 a tasas más altas, personas de color también representan el 54% de los no asegurados en Carolina del Norte, mientras solo representan el 37% de la población. Además, se estima que 257,000 residentes de Carolina del Norte perdieron su cobertura de salud y empleo durante los primeros seis meses de la pandemia de COVID-19, lo cual aumentó la tasa de los no asegurados a 20% para gente menores de 65 años - una de las tasas de los no asegurados más altas del país. 

Este momento de “encrucijada” demanda que nosotros imaginemos un futuro nuevo en el que la atención médica es un derecho humano. Necesitamos rechazar tópicos y medias tintas y trabajar para crear un sistema universal y de pagador único de cuidado de salud que reduzca costos y elimine barreras financieras para buscar atención médica. Medicare Mejorado Para Todos no solo significa libertad del estrés financiero de las facturas médicas, sino también significa un país más seguro, más saludable, y más productivo porque cada persona tiene cobertura.

Además, se estima que un sistema universal de pagador único de cuidado de salud causaría un ahorro de 13% en los gastos nacionales relacionados con el sistema de salud, lo que equivale a más que $450 mil millones anualmente, según un estudio reciente por Yale University. Aún más, los investigadores estimaron que asegurando el acceso a la atención médica para todos los americanos con un sistema universal salvaría más que 68,000 vidas cada año comparado con el statu quo. 

Un sistema universal de pagador único no sólo es la política justa y viable económica, sino también es claramente más popular que el sistema actual entre americanos. Según una encuesta de Fox News de noviembre de 2020, el 72% de votantes prefieren un sistema de cuidado de salud universal y administrado por el gobierno. Una encuesta de salida de CNN de votantes en Carolina del Norte de las elecciones primarias demócratas encontró el apoyo mayoritario para reemplazar la cobertura privada con una póliza de seguro “del gobierno.” En general, los republicanos y demócratas han solido preferir Medicare Para Todos consistentemente. 

La pandemia de COVID-19 ha resaltado más que nunca la necesidad de tener un sistema de cuidado de salud que valora la gente más que los beneficios. Por eso, nosotros los abajofirmantes urgimos a la administración de Biden a apoyar la aprobación de Medicare Para Todos. Urgimos a toda la delegación congresal de Carolina del Norte a firmar como copatrocinadores de las propuestas de ley nuevas cuando se las introducen de nuevo en la Cámara de Representantes y el Senado de los EEUU en 2021, para que los EEUU pueda unirse al resto del mundo desarrollado en hacer que la atención médica sea un derecho humano, no un privilegio. 

 

Sinceramente,

La Coalición de Medicare para Todos de Carolina del Norte

JUST STARTED
5,000 signatures

Will you or your organization sign our letter?

connect